Maleta de cabina

Peso máximo y dimensiones del equipaje de mano (y algunos consejos para no cometer errores)

TAMAÑOS MÁXIMOS

La regla general para cualquier maleta de cabina es la siguiente:

  • alto + ancho + fondo = 115 cm

Es decir, la suma de los tres lados -incluyendo asas, ruedas y bolsillos externos- no debe exceder en total un metro quince centímetros lineales.

Sin embargo, se trata de una medida indicativa que cada empresa aplica de forma ligeramente diferente. Algunos ejemplos:

  • Vías aéreas ITA: 55x35x25 (total 115 cm)
  • Volotea: 55x40x20 (total 115 cm)
  • Noruego: 55x40x23 (total 118 cm)

Por supuesto, te recomendamos que compres equipaje de mano que cumpla con las normas más estrictas, para que puedas utilizarlo incluso con los transportistas más «permisivos».

Presta atención no sólo al tamaño total, sino también a las proporciones de la maleta: de hecho, puede suceder que la suma de los tres lados esté dentro del límite esperado, pero el equipaje no sea aceptado en la cabina porque uno de los las dimensiones son «irregulares»: por ejemplo una profundidad de 25 cm en lugar de 20. Como no siempre se puede contar con la tolerancia del personal del aeropuerto, es mejor ser escrupuloso.

LÍMITES DE PESO PARA EL EQUIPAJE DE CABINA.

Cada compañía decide de forma independiente cuánto debe pesar el equipaje de mano en sus aviones. El límite más común ronda los 8-10 kg , pero el rango es bastante amplio: va desde los escasos 5 kg de Chipre Airways hasta los sensacionales 23 kg permitidos por British Airways. Sin embargo, las normas sobre equipaje pueden variar según el tipo de billete, la duración y la clase de viaje. En pocas palabras: cuanto más pagas, más obtienes.

Evidentemente, cuanto más ligera sea una maleta vacía, más objetos podrás cargar en su interior. Supongamos un máximo de 10 kg permitidos: si la maleta pesa 3, te quedan 7 netos para ropa y complementos. Es una aparente banalidad, pero no todo el mundo la tiene en cuenta a la hora de realizar una compra. Para que te hagas una idea: medio kilo más de peso en vacío corresponde a 3-4 camisetas menos que empacar.

Por lo tanto, la ventaja de una maleta de cabina muy ligera no es sólo la facilidad de transporte, sino también el mayor coeficiente de carga y, por tanto, una mayor autonomía.

Mostrando 1–16 de 55 resultados